Cabárceno

El parque de la naturaleza de Cabarceno se ubica en una antigua mina a cielo abierto. Es espectacular en cuanto a dimensiones, paisaje y variedad de especies animales y botánicas.
A unos 17 km de Santander con dos accesos de entrada, 1 en el la localidad de Obregón y otro por Cabárceno, pueblo que da nombre al parque.

Cómo llegamos:
Desde El PAIS VASCO: Viajando por la A-8 Santander – Bilbao tomamos la salida de San Salvador con dirección a Sarón. A 7 Km encontramos la entrada al Parque de la Naturaleza de Cabárceno por Obregón. Es la entrada principal y por tanto la más multitudinaria en colas.

Desde ASTURIAS: Llegamos a Torrelavega por la A-67 y nos dirigimos por la N-634 en dirección a Vargas y Sarón. Desde Sarón llegamos a la entrada del Parque de la Naturaleza de Cabárceno por Obregón o a la de Cabárceno.

Desde BURGOS: Entrando a Cantabria por el Puerto del Escudo seguimos por la N-623 hasta llegar a Vargas. Desde aquí por la N-634 nos dirigimos a Sarón, pudiendo acceder por Obregón o por Cabárceno.

Desde PALENCIA: Pasado Reinosa nos dirigímos por la N-611 hasta Torrelavega. Desde aquí tomamos la N-634 que nos conduce a Sarón. En este punto, podemos entrar al parque de la Naturaleza de Cabárceno por Obregón o por el pueblo de Cabárceno.

A lo largo de toda Cantabria existen diferentes indicadores en la carretera que nos facilitan la llegada al Parque.

HORARIOS
TEMPORADA BAJA de 10:00 h a 17:00 h días laborables y de 10:00 h a 18:00 h fines de semana y festivos

TEMPORADA ALTA de 9:30 h a 18:00 h, excepto Julio y Agosto de 9:30 h a 19:00 h

TÉCNICAS DE VUELO DE AVES RAPACES
12:15 – 16:00 h ( del 01/03 al 31/10 excepto Julio, Agosto y Semana Santa ).
12:15 – 14:30 – 17:00 h (Julio, Agosto y Semana Santa*)

DEMOSTRACIÓN CON LEONES MARINOS
13:15 h y 17:00 h ( del 01/03 al 31/10 excepto Julio, Agosto y Semana Santa ).
13:00 – 16:15 y 19:00 h (Julio, Agosto y Semana Santa*)

El Parque permanecerá abierto todos los días del año excepto: 24 de diciembre, 25 de diciembre, 31 de diciembre y 1 de enero.

TARIFAS 2010/11
TEMPORADA ALTA (del 01/04 al 30/09 ambos inclusive, màs todos los puentes del año, semana santa*, fines de semana y festivos)
INDIVIDUAL ADULTOS 20,50 € NIÑOS (DE 6 A 12 AÑOS) 12,20 €
GRUPOS ADULTOS 17,50 € NIÑOS (DE 6 A 12 AÑOS) 10,20 €
TEMPORADA BAJA (Resto del año, excepto temporada alta)
INDIVIDUAL ADULTOS 14,50 € NIÑOS (DE 6 A 12 AÑOS) 9,60 €

Existe la tarjeta “Amigos de Cabarceno” que para la familia cuesta 70 euros, dando derecho a acceder al recinto todos los días del año tantas veces como se quiera. En mi caso, que somos dos adultos y dos niños, nos hacemos todos los años esta tarjeta y por 10 euros más, tenemos garantizado volver dentro del año (desde que haces la tarjeta, hasta la misma fecha el año siguiente, no por año natural)tantas veces como queramos. El individual cuesta 30 euros.

En la página web podréis encontrar un mapa interactivo para planificar la visita, con ubicaciones de los recintos, etc.

Recomendaciones:
Tendremos que reservar un día de nuestro viaje para esta visita. Si hace sol y calor, la mayor parte de los animales estarán protegidos en zonas de sombra, cuevas, o similares. Si este es el caso, probablemente no veremos lobos, ni chacales entre otros.
Los espectáculos de los leones marinos y las aves rapaces son el primero muy divertido y el segundo bastante espectacular. Son visita obligada, y probablemente los que váis con niños, dado su entusiasmo, os enfrentéis a un segundo pase en el recinto de los leones marinos. Estos últimos están ubicados en la primera zona que encontráis por la entrada principal, aquí también está el reptilario, las tortugas, avestruces y el hospital para animales, además de un bar, tienda de recuerdos y regalos varios.

El espectáculo de aves rapaces se ubica en otra de las zonas más atractivas, ya que en su cercanía encontramos el recinto de los elefantes, jirafas,una mini granja con animales domésticos, un pequeño parque con columpios y zona de descanso con cafetería y restaurante.
Os situaréis en unas gradas semicirculares a pleno sol (no busqueis sombra por que no hay ni gota). Debido a el tipo de exihibición que se realiza, no podréis abrir paraguas para protegeros la “testera”, ni comer, ni abandonar las gradas durante el tiempo que dura la actuación. Son unos 20 minutos, pero que resultan realmente duros si el calor aprieta, única protección una visera o similar y entrar bien refrescaditos. Plantearos verlo desde la entrada, aunque pierda emoción. Si por el contrario el día está templadito, vaís a disfrutar de lo lindo. Los que os pongáis en las esquinas superiores estaréis junto a los postes que toman las aves de referencia y en algún caso os rozarán con sus alas.

Para comer: el sitio que más me gusta es un restaurante ubicado justo a la salida por Cabárceno, al final del recinto de los elefantes y de este mismo nombre (Los Elefantes). Tiene una mirador entero de cristal que da al parque, el comedor es amplio,aire acondicionado, y camareros agradables. El menú sencillo,en cantidad y no abusivo( unos 15 euros). Eso si, como en todo sitio turístico no lo regalan, y tampoco esperéis poder comparar entre toda la oferta gastrónica y encontrar un chollo. A la entrada del parque suele haber gente repartiendo propaganda de sitios para comer en los alrededores, la cantidad es amplia, pero como el menú y los precios son similares, me quedo siempre con el que ya conozco. Los que tengáis tarjeta de IKEA FAMILY, visitad la página IKEA y ver el acuerdo que tiene firmado con el parque para las comidas dentro del mismo y los descuentos aplicables.

En definitiva, yo tomaría como punto de inflexión en el recorrido, la hora de la comida y dedicaría los momentos posteriores, a la zona de la granja. Como muy espectacular, al menos para mí, está el recinto de los gorilas, los tigres y los leones. Los monos, una vuelta rápida (recomiendan no bajarse del coche, pueden llegar a ser agresivos y a morder, son ladrones al descuido, por lo que puedes tener un disgusto inoportuno). La otros animales y recintos, depende de vuestro interés.El recorrido para un día conviene hacerle completamente en coche, os váis a “jartar a hacer kilómetros” aunque os parezca mentira. Si queréis que la visita sea más económica, llevad los bocatas y las bebidas preparados antes de entrar y comed de picnic en cualquier sitio. Está totalmente permitido.

Como veréis después de la visita, soy una privilegiada por tenerlo tan cerca y poder disfrutar plenamente de cada uno de los rincones del parque. Merece la pena volver otro día, aunque sea media jornada para ver lo que se nos ha quedado en el tintero. Y ya ni os hablo de las rutas en bicicleta, los itinerarios botánicos o las rutas a pie, pues eso no es para una primera visita en la que quieres tener una visión lo más amplica posible de todo lo que el parque ofrece.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Descubriendo Cantabria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s